Guía para Elegir el Juguete Apropiado Según la Edad

Es normal que para vosotros como padres y madres, la educación de vuestros hijos sea primordial, por eso queremos daros algunos consejos a la hora de escoger juguetes entre toda la gama de productos y marcas que hay en el mercado disponibles. La idea es que no sólo sea una cuestión de diversión sino a la vez de aprendizaje.

Que a tu hijo le sean útiles sus momentos de diversión para educarse al mismo tiempo creará satisfacción en vosotros/as. Los niños/as quieren, y de hecho necesitan y deben, jugar cada día, ya que esa actividad juega un papel muy importante en la plasticidad cerebral y en su desarrollo intelectual. Vamos a intentar orientaros con algunos puntos con la mejor intención.

De 0 a 5 años de edad

  • De 0 a 2 años: Los peques precisan de ser vigilados constantemente cuando juegan hasta como mínimo los dos años, tenemos que atender a su bienestar, que jueguen de forma segura y con buena posición del cuerpo. En esta edad de primera infancia lo suyo es decantarnos por juguetes que favorezcan el desarrollo de la psicomotricidad y la coordinación. Por ejemplo, los típicos de insertar piezas en sus debidos huecos, montar piezas grandes, libros y aparatos interactivos que emiten sonidos de animales u otros, con diferentes texturas y formas, vehiculos grandes para deslizarlos por el suelo mientras intentan gatear, palas y cubos para la arena de la playa o del parque, etc.
  • De 2 a 3 años: Ya empiezan a hablar y son algo más independientes, lo idóneo es atender a cómo hacen las cosas por ellos mismos con la “libertad” que les dejamos. Evidentemente seguimos vigilándoles. Ya deberíamos conseguir que se responsabilizaran de ordenar y guardar los juguetes con los que han jugado, los cuales para esta edad suelen ser: instrumentos de música, muñecos y muñecas, coches, camiones y otros vehículos, peluches…
  • De 3 a 4: Aquí lo que se suele hacer es estimular sus dotes artísticas y las actividades plásticas como el dibujo o la pintura, y las manualidades. Los libritos para colorear son básicos. Le irá bien usar la memoria, la lógica y la percepción visual. Además la psicomotricidad está muy mejorada, por lo que unos patines, patín, o bicicleta los disfrutarán y tendrá beneficios en el control del espacio, tiempo, y el uso de su fuerza.
  • De 4 a 5: Empiezan a aparecer los iniciales miedos de la infancia, el niño/a empieza a ser consciente de sí mismo y de su existencia. Aquí empiezan a jugar aplicando roles de adulto en ambientes derivados de la imaginación y por imitación a los padres y madres. Los ejemplos clásicos son los talleres, los supermercados, cajas registradoras, cocinitas de madera o de plástico, casas, y no está de más ofrecerles actividades de automatismos tipo trenes eléctricos, o coches teledirigidos.

De 5 a 9 años

  • De 5 a 7: Se empiezan a relacionar con otros niños/as y esto hace que los juguetes de uso individual pierdan algo de importancia en favor de los de uso colectivo, como por ejemplo los juegos de mesa o pelotas. Es bueno que jueguen con otros peques de su edad porque favorecen la socialización, asumen reglas que el grupo ha de cumplir, aparece la competitividad entre ellos, habrá ganadores y perdedores y cada rol lo asumirán con unas emociones diferentes, llega la solidaridad del equipo, deberán solventar problemas, etc.
    Por tanto, escogeríamos balones, juegos de cartas, de magia, casitas, juegos de mesa…
  • De 7 a 9 años: La convivencia se hace algo más difícil porque cada menor ya va teniendo más sólida su personalidad y egos. Acudiremos a juguetes algo más complicados, que precisen de la intervención de la estrategia, la lógica, y la toma de decisiones. Algunos ejemplos de ello serían los juguetes electrónicos para 2 o más personas, cartas, tableros, cromos, y a nivel físico patinetes, skates…

De 9 años en adelante

Son los inicios de la madurez. Cuando juegan, usan reglas más elaboradas y habilidades y técnicas más concretas, además de que empiezan a saber hacer trampas e intentar ganar de cualquier forma, sea con honestidad o trampeando. La exigencia propia y con los demás les aumenta, por eso muchas veces repudian algún tipo de juguete que tenían antes por ser de pequeños. Ellos ya buscan cosas más adecuadas a su edad, de la que son conscientes y que no les aburran al poco tiempo porque tienen un intelecto más desarrollado.

Nuestra tarea, será incentivar la resolución de problemas, fomentar la creatividad hasta como mínimo que sean adolescentes y ya sean capaces de fomentársela a sí mismos. Nos decantaremos por juegos de construcción, plástica, teatro, pintura, baile, “experimentos científicos” (siempre de forma segura y con sustancias inofensivas), juegos de mesa para que interactúen con la familia y amigos.

Cómo jugar de forma segura

  • Haz caso de la edad que recomienda el fabricante en la cada del juguete.
  • Con los niños de menos de 3 años, poner especial atención a no ofrecerle y que no coja piezas pequeñas, así como que no tengan partes muy duras, ni punzantes.
  • En el caso de peluches, da unos cuantos tirones a las costuras para verificar que no se rompen ni se deshilachan.
  • Comprobar que el sello de calidad sea verídico y mirar el país de procedencia del juguete.
  • Usar los elementos de protección del cuerpo (cabeza y articulaciones) cuando se van a usar patines, bicis, patinetes, skates, etc
  • Vigilar que las pilas no se salgan de su lugar y que la tapa no se abra con facilidad.
  • Mirar la composición de fabricación del juguete, para detectar algún componente tóxico como el Ftalato.
  • Leer siempre el librito de advertencias de seguridad.

Por cierto, no caigas en el tópico de género de elegir las cocinitas o muñecas para niñas y los juguetes bélicos para niños. Os recomendamos otro artículo nuestro sobre esto precisamente: AUMENTÓ LA CANTIDAD DE ANUNCIOS DE NIÑAS PREOCUPÁNDOSE POR SU FÍSICO.